miércoles, 16 de junio de 2010

Hago ¡chas! y no me ves ni el pelo

Chas!


- Te acuerdas de Menganito, aquel que solía venir con nosotros? Sí, nuestra amiga del alma. ¿Qué habrá sido de él?
- Pues que encontró novio y se acabó Menganito.
- ¡Ah! Pues ya volverá cuando lo dejen...
- ¡Ay que ver qué mala eres!
- De mala nada, que las 5 últimas veces nos hizo lo mismo.
Encontrar novio y desaparecer del universo está a la orden del día. Quien no lo haya hecho o se lo hayan hecho alguna vez... pues que me cuente en qué mundo de psicodelia vive, porque a mí ya van unas cuantas... Aunque, bueno, hay que reconocer que hasta cierto punto es comprensible un poco de distanciamiento. Estás conociendo a alguien y necesitas tiempo de intimidad y tal. Aunque, claro, dentro de todo esto siempre hay un límite entre el distanciamiento y la desaparición (o cosas peores que ahora te cuento, tranquilo); y siempre hay niveles según la naturaleza, motivos y/o grados de pasotismos de los mismos.

lunes, 7 de junio de 2010

Mentiras piadosas


Una de las constantes que suele haber en el mundo gay es la de que contamos unas trolas que muchas veces ni nos las creemos.

No sé si está en nuestros genes, si "ocultar" nuestra sexualidad nos lleva a ello, al más puro estilo mr. ripley, o si nos gustaría vivir en un mundo de luz y de color y nos lo queremos inventar, pero el caso es que cuando hablo con algún gay siempre tengo que relativizar y cuando le explico lo que me han contado a Eric siempre acabo con la coletilla " bueno, eso me contó, luego la realidad a saber..."