miércoles, 19 de marzo de 2014

10 ventajas de tener un amigo hetero siendo gay y viceversa


Tener un amigo hetero está super de moda ahora mismo. Es como decirle al mundo "Soy supertolerante, me gusta la diversidad y no me importa nada con quien se acuesten mis amigos". Claro, que siempre encuentras algún gay que si conoce a un chico y no hay forma humana de llevárselo a la cama, instantáneamente pasa del tema. Es posible que en algún rincón (aunque ya es más raro) también puedas encontrar a un hetero que tenga reparos para tener un amigo gay... Pues para todos esos casos, una lista de 10 ventajas de tener un amigo hetero siendo gay y viceversa:

1 - Gustos en común

Aunque no estemos hablando de gustos sexuales, lo cierto es que, si pillamos a dos tios, es muy posible que antes o después encontremos algún punto en común... hacer deporte, las pelis de tal o cual género, cierto tipo de música, videojuegos... Un poco en la línea de lo que hablábamos en aquella entrada de Supermarica vs Antigay. Símplemente hay que buscar cual podría ser el punto en común y explotarlo. Quien sabe... igual hasta encuentras más de uno.

2 - Ampliar horizontes

Si bien encontrar cosas en común es esencial para desarrollar una amistad, descubrir y aportar novedades puede ser sin duda fascinante. Desde grupos de música a directores de cine, pasando por garitos para salir... A mayores diferencias, mayores posibilidades de enriqueceros con el otro, así que si por ejemplo sólo sales de fiesta por el ambiente, cambiar de locales de vez en cuando puede ser toda una experiencia (y de paso ligas con gays que no salen por el ambiente... increible pero existen).


3 - La tranquilidad de no tener que ligártelo

A muchos gays les pasa que al conocer a otro gay es como si se les metiera un palo de escoba por el culo. A veces es porque estáis follando y la tiene muy larga, pero otras es que la duda de si podría pasar algo o no, ya te hace que te cortes o directamente te pongas a fingir cosas para ver si le conquistas. Pues con un hetero puedes olvidarte de todo eso. A un hetero no tienes que conquistarle y eso, quieras que no, te da completa tranquilidad para ser tú mismo.

4 - La tranquilidad de no tener que hacerse el machote

Y viendo el punto anterior podemos ver el caso al revés.  Es ciertamente habitual en los heteros cuando se juntan que, de vez en cuando, tengan que demostrar lo machotes que son haciendo concursos de eructos, poniendo su salud en peligro cuando oyen la frase "no hay huevos" o soltando obscenidades cuando pasa una tia rellena de silicona (aun cuando a ellos sólo le gusten las gorditas o las tetas pequeñas). Pues contigo no hará falta. Tú sabes que hetero significa hetero y que puede hablar de lo que sea que no vas a dudar de su masculinidad.


5 - Aconsejar sobre ropa, pelo...

Antes de que me empieces con que no por ser gay tengo que ser medio peluquero medio esteticista o que estar a la última en cuanto a moda y complementos, lo que está claro es que si te molan los tios, te fijas en los tios. Que igual no sabrías elegir para nadie un novedoso estilismo casual-hipster-grunge-lolailo, pero para decirle a tu amigo hetero "Vas horroroso, mejor ponte otra cosa o no te va a mirar una tia en toda la noche", sobra. Y eso para ellos es una ventaja.

6 - Aconsejar sobre pluma

Porque quien dice que puedes ayudarle a estar más guapo, dice que él pueda ayudarte a no parecer Lady Gaga travestida (valga la redundancia). ¿Que no te interesa aparentar menos pluma? ¿Que no crees que tenerla sea ningún problema? Pues la verdad es que yo tampoco... y sobre esto de la pluma podríamos tirarnos hablando hasta el infinito... así que dejémoslo ahí. De todas maneras, la opinión externa de un hetero puede ser de lo más interesante.


7 - No pelearse por los ligues

Si hay una ventaja estrella de tener un amigo hetero y al revés es desde luego no tener que pelearse nunca por ver quien se lleva a alguien a la cama. Habrás tenido amigos más o menos zorras sobre esta cuestión, que les habrá faltado tiempo para tirarle los trastos a tu ex o igual no tanto... pero si para ti este tema puede suponer un problema, desde luego no hay nada como agenciarte un amigo hetero.

8 - Ayudar a ligar

De hecho es que, si os lo montáis bien, la cosa puede pasar de no pelearos por los rolletes a ayudaros mutuamente a ligar. Igual el momento-discoteca de "A mi amigo le gustas" funcione más en heteros que en gays (porque a mí se me acerca un@ y me dice eso y el amigo ya ha perdido todos los puntos... soy así de rancio, mira), pero quizás en otro ámbito pueda tener su aquel... Por ejemplo que te presente a ese compi de curro gay tan mono que tiene... Cuatro ojos ven más que dos, eso seguro.


9 - Evitar que le tiren los trastos

Todo un clásico de las relaciones de amistad hetero-gay es que si váis al ambiente y alguien se le acerca, puede decir que está contigo... o directamente manteneros un poco arrimados para evitar que le entren. Que igual os acaban proponiendo un trio y puede que tú esa noche no ligues tanto... pero siempre te quedará la posibilidad de controlar las miraditas y si alguien se te acerca podrás decirle que sólo es tu amigo hetero.

10 - Fardar de tio

Si además tu amigo hetero está un poco bueno, siempre te queda la opción de pasearlo por delante de aquel ex hijodelagranputa que no te trató demasiado bien para ponerle los dientes largos. ¿Que si un amigo gay no valdría para eso? Pues sí, claro, aunque siempre cabe la posibilidad de que ya se haya tirado a tu ex en algún momento... o se hayan visto 15.000 veces por ahí. El factor novedad ya sabemos lo importante que es en el mundo gayer.

Aun así, habrá a quien le falten razones para tener un amigo hetero siendo gay (o uno gay siendo hetero)... o incluso habrá quien no necesite ninguna razón para ello (¡increíble!), pero a parte de todo, cuéntame, ¿tienes muchos amigos heteros? ¿Qué es lo mejor de vuestra relación? ¿Se te ocurren más ventajas?

17 comentarios:

  1. Ay, pues hoy no tengo nada que decir... o sea, no es que tenga un amigo hetero... es que no tengo ningún amigo gay. Todos mis amigos son mujeres o hombres heteros. Sea porque soy un borde y los gays no aceptan la sinceridad a bocajarro o porque desprendo demasiada follabilidad, pero he acabado mal con todos los amigos gays que he tenido.
    Bueno, definamos... Por amigo entiendo a esa persona con la que te ves los fines de semana, que le llamas por teléfono para contarle lo que has hecho durante el día, al que invitas a casa a cenar y cosas de esas. El resto, la gente que sabes que están por ahí pero que no sueles ver, son conocidos. Más o menos íntimos, pero no los incluyo en la sección de amigos. Para mi hay poca diferencia entre amigos y familia.
    Y sí, para mi la principal ventaja es la comodidad. Saber que no va a pasar nada impropio que pueda cambiar la amistad por otra cosa me relaja. Puedo ser yo mismo. Si a un hetero le digo que unos pantalones le quedan bien porque le hacen el culo más redondito (por ejemplo) lo aceptan y curiosamente a partir de ese momento, se ponen más esos pantalones. Si le digo lo mismo a un gayer, lo primero que piensa es que lo quiero rellenar de polla.
    Por añadir otra ventaja a la lista, diría la amplitud de miras. Si solamente te rodeas de gays, acabas metido en un ghetto, hablando siempre de lo mismo y haciendo siempre lo mismo con la misma gente. Es enriquecedor tener otro punto de vista de las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhm... es que, claro, si te pones así, yo tengo entre un amigo y ninguno... lamentablemente,mi caso no es un problema de follabilidad, es que tengo que ser un rancio de cojones (viene a ser la única conclusión lógica). Como que muchas veces prefiero quedarme solo que aguantar según qué cosas o sentirme que estoy "de pegote"... Soy bastante rarito (tanto como para no haber salido de casa en todas las fallas, por ejemplo... y mira que me gustan).

      No sé, en realidad viene un poco por un chico que he conocido en un curso que estoy haciendo. Que es hetero y me he puesto a desvariar sobre la situación...

      Eliminar
    2. Jajaja ese texto lo podría fácilmente haber escrito yo, tal cual. Sólo tengo amigos heteros, que lo llevan de lujo, y opino lo mismo sobre la diferencia entre amigos y conocidos. Para mí los amigos amigos son casi familia.

      Por cierto, una vez que me fui a comprar con un amigo me dijo: "Tío, salir contigo a comprar mola en verdad, es doblemente bueno. Tengo la opinión de un amigo y la de una tía respecto a los consejos". Menudo cabrón xD

      Eliminar
  2. Madre mía, luego que si no queremos guetos... Qué manía con separar "lo gay" de "lo hetero", como si fuesen dos mundos separados. Comentarios como "es increíble que haya gays que no salen por el ambiente", o topicazos como que todo gay va a querer ligarse a otro tío, o la imagen de que todos los gays salen por el ambiente y viven "en su mundo"... Muchos (más de los que pensáis) están fuera de ese mundillo autoexcluyente, y el máximo condicionante de sus vidas no es su condición sexual; la mayoría de sus amigos son heteros (lo cual es normal si consideramos que se supone hetero el 90% de la población); y odian los estereotipos. Deberíais pensar en todo tipo de gays, no sólo las "ratas de ambiente", y ver la condición sexual como un elemento común que proporciona ideas/sentimientos/situaciones comunes, pero no suponen un "modo de vida". Así poco se hace por la integración.

    - J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! Mira que sabía que pasaría esto... Chico, es que si no sabes reirte un poco de la situación y ver el sarcasmo con el que digo casi todo lo de arriba, yo no puedo hacer nada... Para la próxima pondré las bromas en otro color :-P

      Muy de acuerdo en lo que dices, por si no ha quedado claro

      Eliminar
  3. Yo tengo alguno. Le costó decírmelo, pero lo acepto tal y como es :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberian salir más heteros del armario XD

      Eliminar
  4. Suele haber de todo: he tenido amigos heteros que cuando les dije que era gay solo les faltó ponerse a silbar y mirar al cielo (léase: no quiero saberlo). Otros que lo asumen con total naturalidad y lo integran sin más y otros (más bien otras) que muestran una curiosidad morbosa que me toca mucho los cojones y no me apetece nada. Vamos, que tengo más en común con el machito de turno que con la tipa que se cree que porque a los dos nos gustan los hombres le voy a contar anécdotas sexuales y demás.
    En general estoy más a gusto con gays. Conecto más con su sentido del humor, y no hay que hacer elipsis bobas para contar cualquier pollada. Por lo demás, para el trato esporádico con amigos de estos de toda la vida, me da igual su condición sexual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya... la verdad es que con un gay parece menos drama contar que anoche quedaste con uno por el Bender, por ejemplo. A un hetero habría que darle una serie de explicaciones que pueden dar un montón de pereza de vez en cuando... Pero bueno, que todo puede tener su momento y su lugar, ¿no? En la variedad está el gusto :D

      Eliminar
    2. Y si lo cuentas, la respuesta es inmediata: "¿Y eso no existe para los heteros?" Sí, bueno... se llama Badoo, pero es un poco limitadito aún. A los heteros aún os queda un poquito para evolucionar...

      Eliminar
  5. ¡Oches!, pues es verdad que se está "poniendo de moda: "Hola, aquí mi amigo Fulanín... y no, no entiende (perras)".
    Pues no se si algún lejano día se dará el caso. Por ahora revindico el mariliendrismo forever and ever. Donde esté una devota mariliendre que se quite cualquier macho hetero. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! Sobre mariliendres ya hablamos una vez (click), aunque es un tema al que quería darle alguna vuelta más de tuerca porque creo que hay más que decir... A mí en general me suele pasar que me siento más a gusto con chicos que con chicas... Lo cual sería muy matizable porque eso a ser un misógino habría un abismo y hay gente que podría confundirlo sin más. Mira, me lo apunto como tema pendiente

      Eliminar
  6. la verdad, en mi caso estoy rodeado por los dos mundo por igual, me fui a vivir a una ciudad tan grande, lo suficiente para que los dos mundos no se mezclara, y la principal razón es que mis amigos hetero no saben que soy gay, pero me la paso tan bien en ambos mundos, que revelar por completo mi orientacion me da miedo ya que podria acabar con ese raro mundo en el que vivo y mandarme directo a la jaula de la loscas para siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhm... ya. Entiendo lo que dices. A veces decir que eres gay puede cambiar muchas cosas... y encontrar el momento de hacerlo con tus amigos heteros (o con cualquiera que conozcas) no es tarea fácil si no quieres ponerte en plan "Hola, soy Tal y soy gay". Sobre esto queremos hablar... en todo este tema de cómo salir del armario. Todo llegará ;)

      Eliminar
  7. Yo estoy en la misma situación que @correhacialaluz, mis amigos (pero amigos amigos, de los de toda la vida) son todos heteros, pero algunas de estas ventajas sí que las he vivido, como la de amariconsejar y no competir por los ligues, claro.

    Además siempre están dispuestos a acompañarme al "ambiente" (un bar, UN PUTO BAR) en Badajoz. Lo cierto es que la mayoría son bastante locas xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja! Eso también pasa más de lo que cabría esperar: que los amigos heteros sean más maricones que tú y que yo juntos... al menos en el sentido del "tópico" de la palabra XD

      Eliminar
  8. joder, ya parece que si eres una tio y tu "mejor amigo" (salvando la tirria qu me da el concepto) es gay, ya eres una mariliendre, con todo lo que eso implica, jajajajajjaa... Pues yo os cuento mi vida, que se me da muy bien hablar de mí. Soy chica y bi, y, no tengo muchos amigos gays, solo dos, pro da la casualidad que son de los más cercanos, de los más de verdad. Me suelo pasar mucho rato en blogs como este, además. ¿que por qué? Por que me identifico con todo UNA BURRADA. Uno de esos dos amigos suele decir que no soy medio hetero medio lesbi, soy medio lesbi medio gay. Si a eso le sumamos que ni cotilleo, ni soy apenas femenina, ni elijo a mis amigos por su sexualidad, pues creo que no encajo mucho con eso de la mariliendre. Y, creeme, soy más "macho" que el ochenta por ciento de mis amigos heteros, así que si lo que buscas son afinidades... Además, eso de que tienes más afinidad con hombres que con mujeres es raro. tienes más afinidad con tus amigos que con tus amigas, no por ser hombres, sino por ser ellos en concreto. Que sí, que es humor, si me he reido. Pero me da algo de rabia eso de que si tienes amigos hombres es porque quieres ir de masculino y tal. Además, eso de que si le dice a un hetero que tiene un culo redondito se lo toma a bien... los que yo conozco, si un tio les dice eso, la mayoria no le hablan más, ylos otros tienen broma para el resto de los timepos.

    ResponderEliminar

¡Maricón el último!