lunes, 28 de abril de 2014

ESF. Tatuajes. Consejos para antes de hacerse uno


Hacerse un tatuaje es algo muy personal. Hay a quien le encanta y hay quien no se haría uno ni harto de vino... y lo mismo pasa con verlos en los demás, que hay a quien le ponen un montón los tatuados y a quien le dan bastante igual... Sea como sea, lo cierto es que es que está bastante de moda hacerse tatuajes (¿alguna vez no lo estuvo?) y que antes de hacerse uno hay que tener las cosas bastante claras, que al fin y al cabo es para toda la vida. Bien, pues en este Estilistas Sin Fronteras veremos algunas claves para no meter la pata con los tatuajes y evitar arrepentimientos después.

Sobre la zona del cuerpo donde hacerse un tatuaje, cada uno tendrá sus preferencias, por supuesto, que si tienes superclarísimo que lo quieres en la rodilla izquierda, perfecto, pero si te da un poco igual hay dos cosas que deberías tener en cuenta: las zonas de dolor y las zonas de pudor, podríamos decir. Lo primero está claro: que según dónde te lo hagas te dolerá más o menos... Al fin y al cabo son agujas que te inyectan tinta. Eso duele. Pero hay sitios donde quizás no sea tanto...


Lo de las zonas de pudor es lo más o menos visible que será tu tatuaje y hay que tenerlo muy en cuenta. Porque, claro, igual se te ocurre hacértelo en el muslo o en la zona baja de la espalda y luego te da rabia no poder lucirlo más... o al revés, que te lo hagas por ejemplo en el antebrazo y te parezca que se ve demasiado. A mí por ejemplo me parecen bastante ideales las zonas que puedes tapar y destapar según la ropa que lleves. Por ejemplo los brazos o las pantorrilas si sueles ir con pantalón corto en verano


Sobre el qué tatuarse, cada persona también será un mundo... desde tribales a dibujos (o dibujos que parecen fotos) pasando por frases, tatuajes japoneses (dragones, carpas, máscaras y demás), tipo old school (que son digamos los tradicionales de rosas, calaveras, etc.)... Yo creo que aquí lo importante es quien te lo haga. Cada tatuador tendrá sus estilos y sus favoritos, le gustará más el blanco y negro o el color, etc. Así que antes de pedirle a alguien que normalmente sólo hace tribales que te tatue una foto (o viceversa), investiga un poco. Tienes que pensar que un tatuaje no deja de ser una obra de arte y que posíblemente si le pides lo mismo a dos tatuadores tendrás dos imágenes que no se parecen en nada. Lo suyo sería que, dentro de las posibilidades, eligieras a uno que más o menos haga o se adapte a lo que buscas. Pedir un boceto antes es muy buena idea también.


Esto yo creo que es uno de los grandes problemas de hacerse un tatuaje... que hay quien intenta ser original y por ejemplo hacerse cosas que no están muy vistas... y al cabo de un tiempo se ponen de moda y de originalidad más bien poco... Ahora mismo algunos tatuajes de moda podrían ser plumas que se deshacen en pájaros al vuelo (de verdad, ¿por qué hay tantísimos de estos?), animales o dibujos compuestos de formas geométricas, estampados geométricos también o formas de tipo mandala (por evitar los tribales, diría yo). Seguro que ya has visto unos cuantos de todos esos por ahí... Pero la cuestión es que, más que querer ser original con tu tatuaje (que llega un punto en que es muy complicado), mejor deberías relajarte y ver qué te apetece tatuarte realmente. Al margen de modas o tonterías. Si resulta que lo que quieres es precisamente eso que está tan de moda, pues genial, pero tatuarte algo simplemente por eso me parece un poco locura.


Una cosa bastante peligrosa de los tatuajes es hacerse algo que sea una referencia pop concreta... Por ejemplo fragmentos de canciones, frases o imágenes de películas... A parte de que llegados a un momento aquello ya no te guste tanto, puede ocurrir que ocurra algo que te haga cambiar tu opinión sobre ello radicalmente. Ponte que mañana (o dentro de 3 años) el director o el actor de esa peli se declare homófobo integral... o que hagan un remake atroz... o que de aquella canción tan genial haga una versión Justin Bieber... o Raphael cantándola en inglés... o peor, Pitingo. Vamos, que no me quiero imaginar la cara del que se escribió algo con la palabra Gaga en el brazo por Queen cuando saltó a la fama la Lady. Todo un poema, posiblemente. Yo aconsejaría cosas un poco más generales a ser posible.


Algo que parece mentira pero ocurre y vuelve a ocurrir con los tatuajes son los errores. Tanto de ortografía como de otras cosas... que igual eliges la imagen demasiado rápido y no te das cuenta de que estaba deformada... o no era exactamente la versión que querías... o que vista de lejos parezca un chocho, a saber... Pero el caso es que la prisa nunca es buena y revisar la ortografía, la gramática o pedirle a algún amigo que le eche un vistazo (que además de que una segunda opinión siempre es interesante, cuatro ojos ven más que dos) puede evitar muchas lágrimas en todo esto... Porque igual el propio tatuador te puede hacer ver el error, pero si le dices que quieres exactamente esto de este papel, pues mira, haber elegido muerte.


Algo bastante común entre los tatuados primerizos es hacerse un tatuaje para matar el gusanillo. Esto quiere decir que se hacen algo bastante pequeñito y en una zona donde no se lo puedan ver si no es con un espejo. Yo respeto mucho lo que haga cada cual, pero creo que si ya de entrada te lo planteas de esa manera, haciéndolo para ocultarlo y casi ni verlo, me pensaría si realmente vale la pena. Y, ojo, que no te estoy diciendo que un tatuaje tenga que cubrirte medio pecho para estar bien, que un detallito pequeño en la zona indicada puede ser una auténtica pasada, pero tatuarse por tatuarse es tontería...

Y lo mismo te diría sobre el tema de los significados... que parece que todo tatuaje tenga que tener por obligación un significado supertrascendental. Mira, un tatuaje tiene que parecerte bonito. Fin. Que sí, que igual te haces una anguila que escupe fuego sobre una calavera cubierta de espinas en un fondo de álamos en flor para simbolizar el amor de tu abuela, pero no es necesario. Por muy simbólico que sea, si no te gusta, vas fatal. Y te hagas lo que te hagas, seguro que si te pones a pensar algún significado se te ocurre, así que...


Y un poco como conclusión diría que sí, que está claro que no hay que tomarse a la ligera lo que nos tatuemos, que tienes que tener las cosas claras, tomarte tu tiempo, ver qué quieres, quién quieres que te lo haga, dónde... pero, una vez hecho, la filosofía yo creo que debería ser sencillamente asumirlo. Pues bueno, ahí está el tatuaje, no tiene más misterio... Y digo esto porque hay mucha gente que dice que no se haría uno porque, claro, ¿y si luego te arrepientes? Yo pienso que si te haces un tatuaje con un poco de cabeza no deberías darle más vueltas después. Y si no lo tienes por lo menos un poco claro, no te lo hagas. Pero es que incluso en el peor de los casos, que te tatuases el nombre de tu pareja y al cabo del tiempo rompiérais de la peor manera posible, símplemente te diría que si lo hiciste sería porque también tuvo sus cosas buenas... y por mucho que te pongas no deja de formar parte de tu vida y de la persona que eres hoy. Puedes borrarlo con láser o taparlo con otra cosa, pero posiblemente exista también una forma de verlo más constructiva. En realidad todo es asumible.

Y, bueno, hasta aquí mis consejos sobre los tatuajes... pero a ti, ¿qué te parece? ¿Te gustan? ¿No te gustan? ¿Tienes alguno o planeas hacértelo? ¿Qué cosas tuviste en cuenta para tatuarte? ¿Cual crees que debería ser la filosofía sobre esto? ¿Algún consejo o experiencia?

20 comentarios:

  1. Uo uooo!!!
    Superentrada.

    Personalmente, a favor, completamente a favor de los tatuajes y los piercings. Con matices. Me gusta ver a alguien con pinta macarra y tatuajes talegueros. Pero para los demás. Para mi prefiero ser más selecto.

    Mi historial... Tenía un piercing en una ceja que me tuve que quitar para empezar a trabajar con una persona que no los aceptaba. Ahora tengo solo un piercing en la lengua, uno en la pilila y un tatuaje, que es una imagen muy conocida de un grafitero inglés que se llama Banksy. La imagen se titula There is always hope. Algo así como "siempre hay esperanza". El proceso que seguí, creo que es el correcto, teniendo en cuenta que es una obra de arte y que es para toda la vida. Primero vi la imagen (en una película de Woody Allen) y me fascinó. Investigué sobre ella y sobre lo que significaba para mi. Después de dos años, decidí que me la iba a tatuar para recordármelo y tenerlo siempre encima. Empecé a googlear tatuadores, mirando lo que habían tatuado, el perfil que tenían, los estudios que habían hecho, los premios que habían recibido. Una investigación que me llevó dos meses. Cuando encontré a la persona perfecta (carrera de bellas artes, pintor, escultor, varios campeonatos a nivel europeo y mundial...) le pedí cita. Tuvimos una entrevista de una hora discutiendo los detalles, sobre como hacerlo, lo que significaba para mi y su opinión artística y profesional. Hicimos cinco o seis bocetos y cuando estábamos los dos de acuerdo, lo tatuó.
    Nuestra piel es un lienzo en blanco. Lo podemos pintar como nos de la gana. Ahora bien, puestos a hacerlo, hagámoslo bien, con algo que nos represente o con algo que nos marque.
    Puede parecer un poco exagerado, pero es que personalmente me niego a tener algo en la piel que no me guste. Ahora tengo algo en mente, el problema es que es una cosa muy exclusiva de un tatuador brasileño. A los que he preguntado me dicen que no me lo van a hacer porque eso es de otra persona, hecho con unas técnicas que no son suyas y lo respeto. Los que me han dicho que sí, me dan tan poca confianza por el hecho de haber aceptado... que me he echado atrás. Es un poco como el tema de Grouxo Marx, que nunca entraría en un club en el que le aceptasen de socio. Pero queda pendiente para el día que tenga dinero irme a Brasil con dos cojones.
    Es la única forma posible. Cuando veo toda esa gente que se mete en una tienda y ojean un catálogo para elegir que se hacen, no lo entiendo. Niños y niñas, ¿no entendéis que eso que estáis ojeando va a formar parte de vuestras vidas? ¿es que no tenéis criterio propio? ¿Por qué la gente funciona al revés? Quiero decir, deciden que se van a hacer un tatuaje y después piensan (o improvisan) lo que se harán. No, es justo al contrario. Para pintar un lienzo, primero haces un boceto. Pues en esto lo mismo, no te lías a pintar y sobre la marcha vas pensando qué hacer. No soy artista ni diseñador gráfico, pero entiendo que a un artista primero se le ocurre una idea y después piensa como expresarla. Puede ser una novela, una pintura, una sinfonía o un montón de chatarra apilado. Cada uno tendrá sus técnicas, pero... parten de una idea muy concreta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad es que esta gente que va al tatuador con la simple idea de "hacerse algo" me parece increíble... pero igual me pasa con el tema este de ver algo por ahí y ya hacértelo, como las plumas esas, por ejemplo, que llega un punto que cualquier gracia que pudiera tener se ha perdido con tanta repetición...
      Yo de piercings la verdad es que nunca he sido... tengo un pendiente en la oreja y, bueno, el que me gustaría hacerme en todo caso hoy por hoy es inviable... que es un septum... de hecho es que incluso sé exactamente cómo lo querría: negro y abierto, de esos de dos bolas, para que fuera un detalle entre la barba y poder girarlo y ocultarlo si la ocasión lo requiere. Pero, claro, con mis padres sería el drama de nuestra vida...
      De tatuajes tengo uno y mi proceso vino a ser que se me ocurrió la idea y al cabo de X meses la volvía a recordar y me seguía pareciendo genial, al cabo del tiempo, otra vez así... sobretodo para asegurarme de que no fuese algo que pudiera cansarme con el tiempo. Después de un tiempo prudencial (y tropecientos bocetos propios que no me acababan de gustar), aparecí en un tatuador y le pedí un boceto... previa investigación por internet, claro. Me gustó, corregimos un par de detalles que no me convencían y lo demás es historia...
      Ahora el caso es que ya estoy pensando en el siguiente... o, bueno, LOS siguientes... el primero lo tengo bastante claro, pero me falta pasta y luego una frase de una canción (que ya sé que es peligroso pero lo he pensado muy mucho... aunque aun no sé cómo quiero que sea exactamente) y alguna otra cosilla... la verdad es que es un poco un vicio XD
      Pero bueno, que el caso es que es algo que hay que pensarse... por lo menos 6 mesecitos desde que tienes la idea diría yo. Luego mirar quien te lo hace, bocetos... Ni de coña es algo de un día para otro

      Eliminar
    2. Jope, nos están ganando por goleada.

      Si te sirve de algo para darte un empujoncito... venden unos piercings acrílicos transparentes muy pequeños y discretos. Para cuando estuvieses por casa, en lugar del aro con las bolitas podrías llevar eso. A no ser que te metan una luz y un espejito por dentro de la nariz, no se enterarían de que lo llevas puesto. Bueno, imagino que el primer día llevarás la nariz como una morcilla, pero después ya no se notará. Justo el que tu quieres, es muy fácil de quitar y poner.

      Por cierto, otra cosa que me había dejado antes por decir... Bien, pongamos que eres un chavalín de 20 añitos, cachas como tu solo y guapo además. Se te ocurre la brillante idea de hacerte un tribal que te tape medio cuello y te suba hasta la oreja derecha. Estupendo, eres el más malote de la discoteca y todas las niñas irán detrás de ti. Pero ¿has pensado como te verán los demás cuando tengas 70 años? Cuando nos hacemos uno, también habría que pensar un poco en el futuro, porque todo se arruga y se descuelga. Y si nos lo intentamos quitar con láser, se nos va a quedar la marca de una quemadura.

      Eliminar
    3. Hombre, lo del septum el problema es que, según me dijeron cuando fui a preguntar, antes de poder cambiarlo tendría que estar como un par de semanas/un mes con el primero... de acero plateado de toda la vida... Ahí es donde estaría el problema sobretodo. Luego ya, el mismo que te digo, el "abierto de dos bolas" es fácil de girar hacia arriba y hacerse completamente invisible también... No sé, quizás algún día... o en mi próxima vida, a saber...

      Eliminar
    4. Ops! Le he dado al botón sin acabar el comentario :S
      Sobre lo que dices de que hay que pensar en cuando tengamos 70 años y se nos descuelguen las pieles... hombre, pues a eso es precisamente a lo que me refería con lo de "asumirlo y ya está". Quizás dentro de 40 años se quede fatal, pero, mira, tampoco es elfin delmundo. Es símplemente un tatuaje. Ni te estás cortando una pierna ni nada por el estilo... Otra cosa es que te lo hagas en el cuello por ejemplo como dices... pero ahí el problema que veo más es que posiblemente en ciertos "eventos más formales" que vivas más adelante en tu vida pueda suponer una molestia... Es algo que habría que pensarse con calma, la verdad

      Eliminar
    5. A ver... es que uno de los piercings que llevo me lo hice yo solo en casa, por lo que tuve que leer un poco sobre el tema. Lo de usar acero quirúrgico en primera instancia es para que cicatrice más rápido, no es por otra cosa. Perfectamente puedes usar plástico cuando te lo hagas, lo que pasa es que te arriesgas a que te sangre un poco al principio.
      Tampoco hay problema si te sangra la nariz y tus padres te ven. Puedes decir que por la noche te pasaste un poco con la coca y así no sospecharan que llevas un piercing.

      Eliminar
  2. Totalmente contrario a los tatuajes. Y además, vistos en otras personas, tampoco me ponen. Hace años me provocaban rechazo, ahora ya hay tanto tatuaje y tanto piercing que ya simplemente paso. Pero es que claro, yo soy un señor mayor y lo veo desde otra generación: cuando yo era joven sólo se veían lso tatuajes tipo "me lo he hecho con una aguja y tinta de boli bic azul" de amor de madre, iniciales, corazones y dibujos horripilantes. Y esas cosas marcan. Los traumas infantiles son difíciles de quitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhm... hombre, es verdad que hay tatuajes y tatuajes... y hay algunos que aunque hayan cobrado por ellos cualquiera diría que se lo han hecho con una aguja y un boli bic como dices... Pero, no sé, yo no lo veo tan mal... Siempre hay un límite, claro, que parecer que vas forrado de tela de fallera tampoco... o sí, depende del maromo... A mí personalmente me supondría más drama que llevase tatuado algo muy feo que los tatuajes en sí..

      Eliminar
  3. A mí tampoco me gustan nada. Si es algo pequeñito (ououooooo, algo chiquitito, ououooooo), aún lo tolero. Pero lo de llevar el cuerpo a colorines, como que no. ¡Con lo bonita que es la piel!

    Eso sí, Eric, te adoraré siempre por la foto de Phoebe y la frase de Friends.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ver qué poco ha triunfado este tema... jajajaja! Pero bueno, gustos son colores... Yo creo que la piel es bonita, claro, pero mientras no te tatúes el 98% de la misma, siempre es compaginable :P

      Eliminar
  4. Jamás me haría uno. Pensar que tengo eso ahí para toda la vida, ya me da mal rollo. Me pasa lo mismo que a Mocho en ese sentido: partiendo de una fobia tremens, a fuerza de ver tatuados se acostumbra uno. Si he estao con tatuados (como no? estadísticamente sería casi imposible no follar con uno :P) y, siempre que no sea obsesión, tipo los que se tatuan hasta la polla, vale, bueno... Ahí está...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, es eso, que cada cual tendrá unos gustos... y a mí supongo que un exceso extremo tampoco me atraería mucho en principio... pero en general la verdad es que me parece que dan un puntito de malote bastante interesante >:D

      Eliminar
  5. tuve piercing en ambas cejas, el labio inferior y el ombligo pero tuve que quitarme los de la cara porque cuando empece a trabajar los usuarios daban mucha lata con el tema. tatuajes tengo cinco y estoy en general satisfecho. el primero que me hice fue a los 18 años, estaba estudiando en al universidad y me fije que los contenedores para agujas desechables traen un simbolo tal que asi que me parecio muy bonito por su simetria geometrica y eso. no me fije mucho en el significado, nada mas que la forma me gustaba mucho asi que ese fue el primer tatuaje que me hice. el problema es que ahora con todo esto que se han inventado de los bugchaser y los barebacker o como sea que se escriba, pues estas subculturas han adoptado de bandera el susodicho simbolito, asi que se presta para malos entendidos por lo cual estoy pensando en como cubrirmelo con alguna otra cosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmm, difícil solución... la tiene, pero todo lo que se me ocurre puede quedar peor que el original.
      Veamos, si es una cosa pequeñita siempre puedes teselarlo para que se diluya un poco en medio del conjunto, pero al ser con formas circulares no es fácil.
      Si dejas la forma original, lo puedes camuflar con cosas que tengan esa base, por ejemplo un trébol. Puedes ir a simbología regiliosa (ascazo) y pintar algo con la santísima trinidad (padre, hijo y espíritu santo) o directamente ir a simbología celta y convertirlo de alguna forma en un triskelion. Los círculos abiertos se pueden convertir en espirales, por ejemplo.
      La más básica y lo que imagino que te dirá todo el mundo es que lo tribalices. Como a fin de cuentas un tribal son solo curvas aleatorias rellenas de negro, te da bastante para tapar lo que necesites.
      Y mi recomendación, si es que quieres deshacerte de él, es que lo borres con láser primero y cuando ya esté cicatrizado te hagas algo por encima para tapar la marca de la quemadura y los posibles restos de tinta.
      Por supuesto, también puedes dejarlo tal cual y decir que eres un superfriki de resident evil. Al ladito te haces el logo de la Corporacion Umbrella y arreglado.

      Eliminar
    2. jajajaja! Me ha encantado lo del Resident Evil XD
      Hombre, las soluciones que dice Correhacialaluz están bastante bien, la verdad, sobretodo el tema del trébol (que encajaría perfectamente) o los tribales... pero dependería del tamaño y lo que te pudieran parecer esas cosas en concreto... la otra opción que se me ocurre es hacer un cover (algo encima que tape) y la verdad es que es todo un arte... Hace tiempo hacían un programa por la tele sobre tatuadores de cover... y la verdad es que me parece impresionante que se camuflen ciertas cosas comosi nada. El problema sería encontrar a alguien que realmente sepa de este tema y tenga experiencia... porque sino puede ser peor el remedio que la enfermedad

      Eliminar
    3. buenisima idea lo de el tatuaje con el logo de umbrella. no se me habia ocurrido y la verdad es que si me gustaron las pelis de resident evil

      Eliminar
    4. Pues nada, si te decides, quiero fotos.

      Eliminar
  6. Me uno al grupo de contrarios a los tatus, y aun más en contra de los piercings. Es que me ponen hasta nervioso. Más de una vez he mandado a paseo al chulazo de turno por tener perforado un pezón o la lengua.

    Respecto a los tatuajes, no me gustan para mí (ni grandes ni pequeños) y en otra persona me da un poco más igual, salvo horrorosas (que no honrosas) excepciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya... la verdad es que hay algunos tatuajes que dan verdadero miedo... Yo no sé cómo se les puede ocurrir a veces a algunos ciertas cosas...
      Y, hablando de eso precisamente, yo creo que de los que más miedo/molestia me dan son precisamente los retratos y similares... porque me imagino en la cama con esa persona y sintiendo esos ojos extraños mirándome y... ains... muy mal, de verdad..

      Eliminar
  7. Pues digamos que piercing estoy completamente en contra, más si son pezones, pene, boca. Tatuajes nada que sea extremo ni con imágenes diabólicas o grotescas, de ahí en fuera uno o dos tatuajes en brazo o pecho me prenden la verdad, pero en cualquier caso me pensaría dos veces el ser pareja de un tatuado, con piercings en los lugares mencionados jamás tendría una pareja que podría infectarse dónde beso, chupo o muerdo por culpa de una moda

    ResponderEliminar

¡Maricón el último!