miércoles, 30 de mayo de 2007

Mitos y Leyendas Gay (II): Habilidades Varias

(Haz clic en la foto para ampliar)

FRASE DE LA SEMANA:

A buen maricón, pocas miradas bastan.

Si bien en la entrega anterior de esta serie hablaba sobre el sentido del gusto gay (todo lo que hagas dirán que está hecho por un gay), en ésta hablaré de otras habilidades (sí, sé que son muchas las que se nos presuponen y más bien podría escribir una enciclopedia, pero todo a su tiempo).
Para empezar me gustaría hablar de nuestra relación con las mujeres. Se dice que los gays entienden mejor que nadie a las mujeres. Podría hablar de mariliendres varias (no va por ti, Mariliendre, que sabes que lo tuyo es diferente), de madres mejor o peor avenidas, hermanas, amigas o las irremplazables divas, pero no es ahí a donde quiero ir. Cuando vas con una mujer de compras, por ejemplo, suele ocurrir lo de Bueno, tu a chico, yo a chica y nos vemos en la caja, vale? y media hora después de haber pagado, salido a tomar café, ido a ver una peli al cine y hacer el pino-puente, sale ella: lo siento, es que no me decidía.

lunes, 21 de mayo de 2007

Sexo la primera vez



Frase de la semana:
El que espera, desespera. El que espera a follar, sigue esperando...

Eso fue que un dia me comenta un amigo: "Yo es que si me gusta mucho, la primera vez que quedo no hago nada".

Y yo pensé, para que sirve esperar? Realmente pensáis que si folláis la primera vez ya no va a pasar nada luego? Digamos y afirmemos que esto es lo que suele suceder, pero esperar no da ninguna esperanza a la continuidad. Recuerdo que en mis tiempos de inocencia intenté esperar un par de veces, y nada más echar el primer polvo, ala, si te he visto no me acuerdo. Quien busca sexo, lo busca, puede esperar, incluso si hace tiempo que no folla y tiene ganas de hacerselo contigo, puede esperar muchísimo tiempo (me refiero a dos o tres semanas).

lunes, 14 de mayo de 2007

Por el Poder de Tres!


FRASE DE LA SEMANA:
El porno ni se crea ni se destruye, se pasa a un amigo.

El número tres nos acompaña a lo largo de la historia como un número casi sagrado: la Trinidad, las tres gracias, los tres mosqueteros, el trío Lalalá… Yo he llegado a la conclusión de que tanto tres, tanto tres, no puede ser algo casual. Indagando y reflexionando sobre el tema he descubierto las razones por las que hay tanto grupo de tres, más concretamente, por qué hay tanto grupo de merys formado por tres miembros.
Empezaremos por una cuestión de descarte en una situación concreta: salir de fiesta:

lunes, 7 de mayo de 2007

Ventajas de ser gay (parte 2): poder actuar como hetero



Frase de la semana:
Dime con quien follas, y te diré si eres activo o pasivo.

Sigo con la serie de ventajas que tenemos los gays. Y fiel a mi pensamiento positivo, le voy a dar la vuelta a un tema tan habitual como es el estado de armarización. ¿Qué pasa si pensamos que realmente algunas veces es una ventaja que a los gays no se nos distinga especialmente del resto de heterosexuales? No tenemos un color de piel distinto, ni órganos sexuales de una forma especial, ni nada en el universo físico que nos identifique como gays. Mención aparte el tema de la pluma que, en algunos casos, es indiscutiblemente el factor clave para llegar a una conclusión, pero ya sabemos que la pluma también se esconde...

martes, 1 de mayo de 2007

Mitos y Leyendas Gay (I): El sentido del gusto

FRASE DE LA SEMANA:
No hay jardín sin flores ni Zara sin maricones.
Sobre gustos (gays) no hay nada escrito (espera que me recupere de la risa floja que me ha entrado). Por ser gay no tiene que gustarte cierto tipo de música, de cine, de estética o de arte (tenía preparadas varias listas, pero ocupaban demasiado espacio y casi mejor dejarlo en una alusión; todos sabemos a lo que me refiero). A pesar de todo ello, yo tengo la teoría de que si hiciéramos una lista bien completa de estos temas, todos los lectores gays marcarían como que les gustan por lo menos diez o quince de todas las entradas que pusiéramos. Teorías propias aparte, ya no son los gustos lo que me preocupa, son las habilidades que se presuponen en un gay lo que me anonada cual Sara Montiel. Alguno pensará al leer lo que sigue que son características que salen de la mente de un/a hetero, pero es alarmante la cantidad de gays que aun pueden encontrarse con estas creencias. En este primer capítulo: